EXTIENDE EL CABLE DE LA TV Y OBTENDRÁS UNA SEÑAL DE ALTA CALIDAD


A muchos de nosotros nos ha pasado que queremos ver TV en cualquier lugar pero no se puede por la limitación del cable. Además, cuando uno necesita una nueva toma de antena para un aparato de televisión de forma eventual, la solución más rápida y cómoda es recurrir a un alargador. Existen distintos modelos de alargadores para televisión, así como larguras. Por ello hogarmanía nos ayuda enseñándonos con algunos modelos y usos.


Publicidad: 



APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO
Paso 1
En el mercado encontraremos alargadores de cable coaxial con la toma hembra de corriente albergada dentro de una caja; este cable se desenrosca fácilmente tirando del extremo. De la misma caja sale otra prolongación coaxial fija provista de una toma macho para el televisor.


Paso 2 El alargador más simple, a la vez que eficaz, consiste en un trozo de cable coaxial con dos conectores en sus extremos, uno macho y otro hembra.


Paso 3
También hay conectores triples o derivaciones en T, formados por un macho y dos hembras, que sirven para dar servicio de antena a dos aparatos de TV.

Paso 4
Para hacer nosotros mismos uno de estos alargadores necesitaremos un trozo de cable y los accesorios de conexión. Comenzaremos pelando los extremos del cable coaxial.



Paso 5
Después de cortar con unas tijeras unos 2 ó 3 cm de capa plástica aislante, doblamos hacia atrás la malla metálica. Si queremos tener una buena señal en la antena esta malla no deberá tocar el hilo central.Al retirar la malla aparecerá una nueva capa aislante, que también se deberá recortar 1 cm aproximadamente.



Paso 6

Colocamos el casquillo, la abrazadera y la clavija macho. Después, deslizamos el conector hembra y lo atornillamos al conjunto.



Paso 7
Es muy importante que la prolongación para un aparato de TV no forme ángulos ni espirales muy estrechos para evitar una defectuosa conducción de la señal.



Publicar un comentario