Una bolsa de basura comenzó a moverse. Lo que había en su interior, cambió a su familia para siempre


un carpintero ecuatoriano estaba tomándose un descanso fuera de su tienda un día, cuando vio una bolsa de basura en movimiento cerca del basurero.

Suscribete A Feliz Show en Youtube 



Nunca se hubiera imaginado que había en esa bolsa y cuando cambiaría la vida de una familia, un poco más tarde y este niño no podría haber salido adelante
Por supuesto, estaba lleno de curiosidad, así que se acercó a la curiosa bolsa y la abrió.


Publicidad 


En ese momento, impactado, encontró un precioso bebé que próximamente pasaría a llamarse Eddie. Eddie había sido abandonado por su propia madre biológica porque nació con síndrome de down.Posteriormente, Eddie fue trasladado a un orfanato el cual se especializaba en niños con discapacidad, sin saber si volvería a ser alguna vez, amado por una madre.




.Pero cuando pasó un tiempo, una familia estadounidense viajó a Ecuador, expresamente para visitar el orfanato de discapacidad, donde se reunieron con su futuro hijo Eddie.
Esta familia dio todo su cariño a Eddie, gracias a Dios Eddie pudo tener una buena vida con una buena familia.
Eddie nunca conocerá a su auténtica madre, pero si fue capaz de dejarlo abandonado de esta cruel manera, es mejor que sea así.




Eddie entonces comenzó a cambiar a su ya numerosa familia para mejor, enseñándoles la compasión, la comprensión y el amor desinteresado.
Hasta ahora, es conocido en la comunidad por su amor, sus abrazos increíbles y su hermosa sonrisa.
Todo el mundo comenzó a llamarlo “El embajador del amor”
Hasta el momento, este afortunado chico con síndrome de down, consigue vivir sólo con amor y compasión, y debería enseñarnos a todos nosotros que nos importan los antecedentes, la sexualidad o las propias creencias.
Este chico no tuvo culpa de nacer con esta discapacidad.
Las personas que tienen síndrome de Down suelen super cariñosos y me parte el corazón que alguien pueda dejar abandonado a su propio bebé solo por esta condición.
Lo más importante es que todos merecemos ser amados y aprender unos de otros.
Todos podemos poner un pequeño grano de arena para hacer un mundo mejor, cuando veas que algo no es justo o simplemente crees que se está actuando mal, debes reaccionar.
El ser humano está en continua evolución, podemos lograr que sea a mejor.

Publicar un comentario