Prepárate para poder ver los más repulsivos diseños de pasteles más frikis de Internet

Prepara tu estómago para lo más repulsivo que vas a ver en este día. Esto seguramente te quite las ganas de comer, cenar y hasta desayunar a lo largo de tres días…


Publicidad: 



Solo con acordarte de alguno de sus diseños va a bastar a fin de que tu barriga se revuelva nuevamente.

Charlamos ni más ni menos que de las creaciones de Katherine Dey, una enfermera neoyorquina con un creativo y también impetuoso lado friki en el momento de enhornar sus pasteles en sus tiempos libres.

Ella es una artista del diseño, puesto que sobre simples pedazos de pan llega a crear las más realistas y repulsivas formas de órganos humanos y otros no tanto en sus pasteles.


Katherine está familiarizada con el planeta de la anatomía que vive día tras día en el centro de salud de Rochester, en la ciudad de Nueva York. Y por consiguiente tiene demasiada clara la idea de de qué forma se ve verdaderamente cada órgano del cuerpo.

Para muestra bastan sus pasteles, que con un toque demasiado realista prueban su gran talento.


Al principio se veían tan reales que hasta a ella le daba cierta repulsión; pero conforme fue pasando el tiempo mejoró su técnica y ahora le parece tan normal que asegura se ven casi idénticos órganos de humanos.


Anuncio :




Kathe confesó que ha visto a personas vomitarse al ver sus diseño, y que algunos no pueden ni siquiera comerlos. Aunque también existe la contraparte, hay quienes el hecho de que se vean tan reales les provoca probarlos de inmediato, tanto que teme que algunos practiquen el canibalismo; pues el pastel más buscado, peculiarmente es el de recién nacido.




“Me inspiran muchísimas cosas. Me encanta esa sensación de ver que lo que he hecho se ve tan real, pero a la vez no. O cuando el pastel no luce exactamente muy apetecible, aunque su sabor es bastante delicioso. Me gusta hacer sentir ese mismo conflicto al mismo tiempo, como yo lo sentí. Todo lo que plasmo en mis pasteles son las cosas en las que siempre he estado interesada, como la anatomía, los hongos o los retratos. Amo los retratos porque estos me ayudan bastante, me encantan los detalles”.


Y vaya que es detallista y no se le pasa nada; tanto así que sus obras de repostería realmente logran provocar esa sensación de conflicto.


Este es el rostro de su esposo… ¿Imaginan su reacciónal verse rebanado y ensangrentado y pensar que fue su esposa quien lo visualizó de este modo? ¿Un poco friki no creen?
Pero creo que es más friki el haber hecho un pastel de su bebé recién nacido para comérselo.
¿Quieres una rebanada de trasero enfermo?
Muy bien, entonces te mostraremos un parásito que probablemente salió de ese trasero.

Ok, ok… dejaremos tu mente en paz por unos días. Al fin, sabremos que no podrás comer agusto durante los siguientes días sin acordarte de estos locos y hasta asquerosos pasteles.

Comparte este artículo: