Madre de cinco gasta 500 mil dólares para ser Barbie

Seguramente a todas las niñas pequeñas les encantaban las muñecas Barbie. Cuando se estrenaron, fueron un éxito impresionante y por las buenas o por las malas se incrustaron en nuestra realidad. Incluso se han convertido en un elemento cultural fuertemente relacionado con los finales del siglo pasado en Estados Unidos y en todo el mundo. Sea favorable o no, las muñecas Barbie establecieron un cierto canon de belleza que todas las niñas pequeñas querían conseguir. La Barbie estaba relacionada con todo lo precioso y exitoso.

Publicidad: 






De todas maneras, para la mayoría de las personas la muñeca Barbie permanece envuelta en un dulce recuerdo de la infancia. No hubo muchas personas que desearon convertirse en la muñeca Barbie una vez entrada la adolescencia o la etapa adulta.
Este no es el caso de Nannette Hammond. Para ella la muñeca Barbie permaneció siendo un ídolo a seguir. Fue tan importante en su vida que decidió hacer todo lo posible para convertirse en ella.