La Policía De Venezuela Reprime La Marcha Anti-Maduro



La policía venezolana reprime la marcha anti-Maduro en pleno estado de excepción


Armados con escudos, chalecos y cascos, la policía venezolana con gases lacrimógenos ha reprimido la marcha de la oposición en Caracas, exigiendo un referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Varios miles de personas participan en la manifestación convocada por la oposición. La policía ha impedido un cordón de seguridad para llegar a la sede del órgano electoral a mas de mil oponentes y han lanzado gases lacrimógenos parte de la marcha, que ha logrado evitar en parte el cordón policial. Los manifestantes respondieron lanzando piedras y botellas. De acuerdo con 'El Nacional', siete personas han sido detenidas.

Armados con escudos, chalecos y cascos, los policías formaron una barricada en un sector cerca de la Plaza Venezuela, donde los opositores se reunieron para marchar hacia el centro de la capital, sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).


 "Maduro, fuera"y "¡referéndum, reférendum!" son los mensajes más repetidos en la marcha. Poco después de dar comienzo la manifestación el líder opositor Henrique Capriles ha afirmado que "el revocatorio se hace este año, hay tiempo". "Exigimos el respeto a la Constitución. El gobierno no quiere revocatorio porque no le da la gana", ha dicho Capriles en declaraciones recogidas por NTN 24 Venezuela. "Seguiremos en la calle hasta que el Gobierno respete el reglamento", ha añadido. "No vinimos a pelear".

 "Estamos cansados, tenemos hambre"

"Los venezolanos estamos cansados, tenemos hambre", dice Alfredo González, de 76 años, con la boca cubierta con una bufanda para proteger el gas disparado por las fuerzas de seguridad.

Convocados por la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los opositores marchan hacia las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) en una veintena de ciudades, reclamando al organismo que acelere la revisión de las firmas que entregaron el 2 de mayo como requisito para activar la consulta.

Henrique Capriles y el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, entregaron un documento a uno de los cinco rectores principales del CNE, Luis Emilio Rondón, afín a la oposición, quien acudió al lugar y prometió someterlo al plenario de la entidad. En el texto, la oposición denuncia "violaciones al procedimiento previsto" para la activación del revocatorio, y exige que se definan los puntos para la validación de unas 200.000 firmas (1% del padrón electoral) entregadas al CNE el 2 de mayo como requisito para activar la consulta.

Unas 14 estaciones del metro de Caracas amanecieron cerradas este miércoles, dificultando la circulación y el transporte de los ciudadanos. "Vamos a reclamar nuestro derecho a que sin más dilaciones injustificadas se proceda a efectuar el referendo revocatorio", afirmó Ramos Allup, antes de partir a la concentración.

Una jornada similar se realizó hace una semana, pero militares y policías impidieron que los manifestantes llegaran hasta las oficinas del CNE, incluida su sede central en Caracas, desatándose pequeñas escaramuzas.

Pero las marchas de este miércoles serán las primeras bajo el estado de excepción que decretó Maduro el pasado viernes, en el que se arrogó facultades extraordinarias para gobernar en casi todos los ámbitos.

La OEA llama a Maduro "dictadorzuelo" 

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, acusó este miércoles al presidente venezolano Nicolás Maduro de "traidor" y alertó que se transformará en un "dictadorzuelo" si impide el referendo revocatorio empujado por la oposición contra su mandato.

"Negar la consulta al pueblo, negarle la posibilidad de decidir, te transforma en un dictadorzuelo más, como los tantos que ha tenido el continente", escribió Almagro en una severa carta abierta.

"Que nadie cometa el desatino de dar un golpe de estado en tu contra, pero que tú tampoco lo des. Es tu deber. Tú tienes un imperativo de decencia pública de hacer el referéndum revocatorio en este 2016, porque cuando la política esta polarizada la decisión debe volver al pueblo, eso es lo que tu Constitución dice", señala Almagro.

"No soy traidor de ideas ni de principios (...) Pero tú sí lo eres, presidente, traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", prosigue la misiva.