Cuando hice zoom en esta foto, supe por qué todo el mundo habla de ella.

El milagro y acto más hermoso es el dar a la vida a alguien. Llenar de felicidad un hogar y tener alguien que para uno para siempre.

Ese gran vinculo y responsabilidad que será para siempre.

La fotógrafa Helen Carmina británica, tiene de especialidad las fotos de madres embarazadas o que acaban de dar a luz a sus bebés.

El gran éxito de esta mujer con sus fotos en facebook es toda una realidad. Sin embargo con esta ultima foto no fue consciente del gran impacto que provocaria en el mundo. Teniendo esta foto mas de 200.000 me gusta!

Publicidad: 








A continuación te dejaremos toda la historia, no olvides dejar tu comentario.

En la foto un niño de 3 años duerme sobre el vientre de su madre. 

Pero lo que llama la atención de esta foto está a unos centímetros de su cabeza: 

la cicatriz aún reciente de la cesárea que tuvieron que practicarle de urgencias a esta mujer.

La madre tenía un motivo específico para tomarse esta instantánea: quería una foto que mostrara que aquello de lo que tenía más miedo

es lo que les salvó al fin la vida. Al ver la cicatriz, ahora aprecia la vida como un regalo que se le ha dado.


Las opiniones sobre la foto están divididas. Muchas personas la rechazan y la han denunciado en Facebook, con el fin de que la retiren.

Pero ¿por qué? Esta mujer es anónima. Lo que se aprecia en la foto representa la vida en toda su pureza y las marcas que esta deja.

Quizás esta foto pueda ayudar a otras mujeres a superar su miedo a esta operación de emergencia.


¿Que opinas de este suceso? No olvides compartir, Gracias

Publicar un comentario