¿POR QUÉ NO DEBES TOMAR FOTOS CON FLASH A LOS BEBÉS? POR FAVOR COMPARTE!


Un nene de tres meses de edad quedó ciego como consecuencia de que un amigo cercano a su familia le tomara una foto muy cerca sin suprimir el flash de la cámara. Este suceso fue relatado en el Daily Mail, en el que se precisa que la foto fue capturada con un dispositivo móvil a una separación de 25 centímetros aproximadamente. 

Publicidad:

Fuente de Imagen: Imágenes de Google

Después de haber tirado la foto, el niño comenzó a llorar sin parar, al ver esto sus padres acudieron inmediatamente extrañados porque el bebé no paraba de lloriquear. Al llegar al hospital y después de revisar al infante, los médicos le comunicaron a los padres de éste que el ojo del bebé estaba severamente deteriorado, más específicamente la mácula.

¿A qué llamamos mácula?
Es la facción del ojo en la cual los rayos de luz que arriban al ojo se dirigen, por lo que una damnificación en ésta induce a la pérdida de la visión central.
La mácula no se desenvuelve completamente hasta los cuatro años de edad, esto causa que los bebés y los nenes sean más sensible a la luz potente.

Fuente de Imagen: Imágenes de Google
En el caso del infante de la historia, la mácula se dañó por la intensidad del flash y no funcionó de la misma manera. El pronóstico de los médicos fue que el niño perdió de la vista en el ojo izquierdo de forma permanente y en el ojo derecho tendrá dificultad de visión.

¿Qué deben tener en cuenta los padres?
1. Tener cuidado, la intensidad de la luz de la habitación del pequeño debe ser muy baja.
2. Evitar las luces de los móviles y tabletas, sobre todo por las noches.
3. Suprimir los flashes.
Papás, Mamás, más vale prevenir y tomar precauciones, así que cuidado con las fotos con flash muy cerca de los ojitos de sus pequeñitos.
Fuente: society.people

COMPARTE con Tus Amigos

Publicar un comentario