LOS PRIMEROS SEPTILLIZOS DEL MUNDO CELEBRARON SUS 18 AÑOS, WOW!!!

La pareja trataba de tener un segundo bebé, por lo cual acudió a un centro de fertilización in vitro. Cuando los doctores asombrados les notificaron que los siete embriones lograron sobrevivir, Kenny y Bobbi decidieron quedarse con todos. Todo el mundo intentó cambiar su parecer pero los padres creyentes no se dejaron influenciar por opiniones ajenas.



En esta fotografía, la hija mayor, Michaela, quien nació un año antes de sus hermanos, le ayuda a su mamá a alimentar a uno de los bebés.                                                              
Los bebés nacieron diminutos: el más pequeño pesaba tan solo 1,13 kg, y el más grande, 1,5 kg. Los padres se esforzaron al máximo para que todos los bebés lograran sobrevivir y crecieran sanos. Dos de ellos, Alexis y Nathan, nacieron con parálisis cerebral y tuvieron que pasar por una cirugía para poder caminar. Ahora están bien y van a la escuela.
En la segunda fila de izquierda a derecha: Brandon, Alexis, Joel y Nathan. En la primera fila de derecha a izquierda: el papá Kenny con sus hijos Kenny, Kelsey, Natalie y la mamá Bobbi. Los jóvenes ya saben qué quieren hacer con sus vidas: después de terminar la escuela, Brandon quiere inscribirse en el ejército; Alexis quiere ser maestra de jardín de infancia; Natalie, profesora; Kenny, albañil; mientras Nathan y Joel serán programadores informáticos. Kelsey canta en un coro del estado de Iowa y sueña con ser cantante.                                                                                                                                     
  No sólo son hermanos sino también verdaderos amigos. Aquí están las niñas gemelas en la boda de su hermana mayor, Michaela, quien cumplió 19 años.                                                Pronto los jóvenes se graduarán de la escuela y dejarán la casa de sus padres. «Será un cambio drástico en mi vida», acepta Bobbi. Y cómo no: la casa que siempre ha estado llena y ruidosa, se vaciará al instante.
 

En 1997 en la familia de Kenny y Bobbi McCaughey nacieron septillizos: 4 niños y 3 niñas. La noticia acerca del evento dio la vuelta a todo el mundo. Y no es para sorprenderse porque los bebés McCaughey fueron los primeros septillizos en el mundo que sobrevivieron. Los apodaron «Los siete celestiales».                                                                         Los niños fueron bautizados como Kenny, Kelsey, Natalie, Brandon, Alexis, Nathan y Joel. La crianza de los septillizos es todo un acto heróico, y todos aquellos que tengan hijos comprenderán por qué. A pesar de todas las dificultades, los niños crecían en una familia cálida y amistosa.

Este año los septillizos celebraron su cumpleaños número 18: uno para todos. Se han convertido en excelentes jóvenes que ya han eligido sus carreras y saben qué es lo que quieren hacer en el futuro.

Keila Feliz

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.