Conoce la familia que comparte casa con una serpiente pitón y otros reptiles



Eric LeBlanc, el propietario de una tienda zoológica de reptiles en Anaheim (California), desafortunadamente perdió su negocio durante incendio. 
"Francamente, fue el peor desastre de mi vida", dice cuando le preguntan cómo se sintió después de este tremendo accidente. Siendo un gran amante de los reptiles, quiso salvar los animales de la muerte, pero no pudo. Sobrevivieron sólo algunos y LeBlanc, sin pensarlo dos veces, decidió llevárselos a su casa. 
Cabe mencionar que el hombre no vive solo, tiene 3 hijos.
"Ellos no tienen pulgas y son fáciles de mantener. No hay necesidad de llevarlos al veterinario regularmente como hay que hacerlo en el caso de tener perro o gato. Sinceramente, pueden ser los mejores mascotas.", dice la cabeza de la familia.
Agregar leyenda
Hay que reconocer que no es muy común tener en casa las mascotas tan inusuales, pero Eric sabe muy bien cómo cuidar a sus pequeños amigos. "Definitivamente los reptiles son mi pasión. Es mi trabajo, es mi aficción más grande. Dedico mi vida a los reptiles ya aproximadamente 38 años. Desde que aprendí cómo atrapar lagartija. Luego me dijeron de qué manera se agarraba serpientes y así nació mi amor por estas creaturas".

Eric comparte su casa con una gran lagartija, con una serpiente y con sus 3 hijos. "De vez en cuando ocurre que los animales muerden a los niños, pero por lo general están muy traquilos y no pasa nada. Una vez nuestro Dragón Barbado picó a mi hija. Mi hijo también fue mordido cuando tuvo alrededor de 2 años, pero lo picó otro animal, fue nuestra Pitón Real, una serpiente de la familia de los pitónidos, proveniente de África tropical. Todo pasó muy rápido y fue porque el pequeño abrió uno de los terrarios donde se encontraba la serpiente y asustó." El chico fue mordido en la nariz, pero por suerte se recuperó rápidamente y hoy ya casi se olvida de aquel incidente desagradable.                                                                    

Keila Feliz

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.