Esta Es la solución Para Curar las Varices en tu cuerpo. Fácil De Manera Natural.


Estamos seguros que has escuchado miles de tratamientos para combatir con las venas varicosas, uno de los tratamientos más conocidos es de la medicina Rusa. Pero en la actualidad nos hemos informado sobre un tratamiento eficaz utilizando un tomate verde y rojo maduro. Increíble no les parece. 
El tomate posee una gran cantidad de propiedades que son curativas, una de las sustancias que podemos conseguir en ellos, es algo similar a la aspirina. El acido que contienen es anticoagulante, diluye la sangre en nuestro cuerpo y evita que se estanque. Sumado que tiene flavonoides los cuales tienen como objetivo reforzar las paredes del vaso sanguíneo. 


En este tratamiento para la desaparición de las venas varicosas se puede realizar de dos maneras: con tomates verdes o tomates rojos maduros. Hoy te explicaremos todos los pasos que debes seguir para poder llevarla a la práctica. Te encantaran los resultados, ya no sentirás ninguna vergüenza al mostrar tus piernas. Ahora podrás gozar de colocarte pantalones cortos o faldas sin preocuparte de la presencia de las venas varicosas. 


Tratamiento para las varices con los tomates verdes.


Este vegetal es utilizado como remedio casero, y en especial para combatir las venas varicosas o varices. Para empezar debes lavar muy bien un par de tomates verdes, luego cortar en rodajas. Colocar las rodajas sobre las venas, para mejorar su efecto envuelve la zona con algunas vendas. Debes dejarlos hasta que sientas un hormigueo en tu piel. Si no puedes soportar el hormigueo, recomendamos retirarlo antes que sientas un ardor, para finalizar con un lavado con abundante agua fría. Este tratamiento debes realizarlo unas cinco veces en el día, para que tengas los resultados con mayor rapidez. 


Tratamiento con tomates rojos maduros. 


Este tratamiento es muy parecido al de los tomates verdes. Para poder iniciar con este procedimiento debes comenzar lavando los tomates, para ser cortados en rodajas delgadas, luego debes colocarlos en la zona donde se encuentren las venas, envolver con un vendaje, el tiempo que debes dejar este vendaje es por 3 o 4 horas. Despues de un tiempo debes reemplazar los tomates y continuar con el tiempo requerido. Te recomendamos que este tratamiento lo realices en la tarde o preferiblemente en la noche.

Te Recomendamos

Loading...
Desplaze el menu hacia la Izquierda. -->