OPINION: Homenaje a David Olivero Segura


Por  PRAEDE OLIVERO FELIZ
Para ECOS DEL SUR.

Hoy quiero rendir homenaje a mi primo David Olivero Segura, no quiero pensarlo, ni verlo, ni sentirlo muerto, porque para mí siempre estará vivo, en mi memoria, en mi pensamiento y en mi acción, David vive en el corazón  de toda mi familia.

Sé también que muchos amigos jamás lo olvidarán, demasiado acompañamiento y solidaridad, no sólo se pueden pagar con la ingratitud de los hombres.

Con el aprendí, en mi época de mayor radicalismo, que en todos los partidos hay gente buena. El un reformista a carta cabal, puedo decir que fue el último que me salvó la vida, Edgar Augusto Féliz Méndez, fue el penúltimo.

Era el 1991, habían destruido el local de la Unión Nacional de Estudiantes Revolucionarios –UNER- en el Marión, en la UASD, murieron allí mis queridos compañeros y hermanos Mármol, Ayanis y Pedrito, a penas a 300 metros de la ! casa de David en la calle Julio Ortega Frier número 11.

Yo vivía casi frente a David, en una pensión de Lilian, en el cuarto nivel, en el número 8 de la misma calle y aunque Omar Lázala era el nuevo jefe de la UNER, sobré mí cayó toda la represión del Estado y la orden era clara: "No lo traigan vivo". 

Me persiguieron en la Capital, en Barahona y por todo el país, pero Edgar me protegió como Fiscal de Barahona, me agachó y me salvó la vida, lo que le agradezco eternamente.

Usé mis medios, llegué a Santo Domingo desde Barahona y una comisión compuesta por Wilson Gómez de Adoma, Mario Suriel, Secretario General de la UASD y varios estudiantes de Barahona, me entregó a la Policía Nacional.

Ahí se inició la verdadera defensa de mi vida, en el palacio de la policía sufrí mal trato, presencié torturas, mientras David Olivero Segura pulseaba con el General Rodríguez Arias, refutando cada imputación falsa, la principal era la de ocultar, trasladar y proteger armado a Máximito y a Rafaelito Pimentel, asesinados por la Policía.

No paró David hasta desmontar la trama criminal en mi ! contra, d! ía a día confrontó con Rodríguez Arias, con el Coronel Madé, jefe de explosivos y  Campusano jefe del Servicio Secreto de la P.N. que torturó a Narciso, un joven del barrio Capotillo, en mi presencia, lo que denuncié en presencia del jefe de la Policía y David.

Logró mi primo mi libertad, que me levantaran el cerco policial y la vigilancia abierta. Todo esto ocurría en los últimos 10 años de gobierno de Balaguer, gobierno de David al que desafió por mi libertad y mi vida. 

Así lo vi interceder por muchos cabraleños, barahoneros y dominicanos, buscando libertad, empleos, apartamentos, becas, tierras, etc… por eso y mucho mas, rindo homenaje póstumo a David Olivero Segura.


Fuente original: OPINION: Homenaje a David Olivero Segura.

Te Recomendamos

Loading...
Desplaze el menu hacia la Izquierda. -->